Adu | Bayer

Banner separador

Testimonios personas con Diabetes

Testimonio | Esc. Susana Feria Etcheverry de Campanella

Soy una persona con diabetes tipo 1 desde hace 55 años, sin complicaciones ni hospitalizaciones por mi diabetes.- He tenido una vida muy activa y feliz ya que mi enfermedad me ha permitido descubrir el mundo de la solidaridad, ayudando a otros.-

Todo lo debo a una educación responsable brindada, primero por mis padres y mi Lycée Français, donde me eduqué y luego por el equipo de salud que me ha atendido desde siempre, sumado al esposo y compañero que tengo desde hace más de 50 años, quien, con sus amor, me motiva a cuidarme.-

Debemos comprender que nuestras responsabilidades son para con nosotros mismos, ya que tenemos la obligación de vivir con salud y con calidad de vida, siendo útiles a la sociedad; luego con nuestras familias, pues no tenemos derecho a preocuparlos por costos humanos evitables y por último con la sociedad, ya que los costos en dinero de una diabetes y sobre todo de las posibles complicaciones, son enormes, por los tratamientos, las discapacidades y las muertes prematuras, casos en que los individuos dejan de producir para el país.-

He terminado una carrera universitaria, soy Escribana Pública y me he preparado para dirigir Organizaciones sin Fines de Lucro, con un curso, también universitario de dos años, llevado a cabo en l995 y 1996, realmente he tenido dos carreras paralelas, una que me permitió vivir y la otra, desarrollada en forma voluntaria, desde hace 44 años, que me ha dado satisfacciones espirituales enormes.-

En suma les digo que soy feliz con mi diabetes, cuidándola como algo muy preciado, teniendo una vida plena, activa y pudiéndole decir, al igual que el poeta Amado Nervo en su poema En Paz,

                             “Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
                     ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!”

Esc. Susana Feria Etcheverry de Campanella
2014-05-21

Mi Testimonio | Clarissa solari

Vivir con diabetes para mí es vivir, no tengo recuerdos de mi vida sin ella.

Desde muy chiquita a la misma vez que aprendía a lavarme los dietes y a vestirme sola, aprendí lo que era la glucemia, porque tenía que inyectarme y controlarme muchas veces al día, aprendí a ser responsable de mi cuerpo, alimentación, medicación y a llevar una vida saludable.

Mi nombre es Clarissa Solari vivo con diabetes hace 32 años, soy educadora prescolar, profesora de inglés y trabajo como educadora en diabetes en la Asociación de Diabéticos del Uruguay.

Allí aprendí que las personas con diabetes debemos ser profesionales en el tema, conocer todos los detalles del cuidado de la diabetes, alimentación, ejercicio, medicación, autocontrol ya que somos los únicos que estamos con ella las 24 horas del día.

Aprendiendo de nuestros aciertos y errores acompañados del equipo de salud y de nuestros seres queridos podemos llevar una vida feliz y saludable, no es una tarea sencilla pero es posible.

Clarissa Solari Grolero

Auxiliar en Educación

Promotora Institucional

Asociación de Diabéticos del Uruguay

Clarissa Solari
2014-05-21

Mi Testimonio | Iara Lorenzo

Hola, mi nombre es Iara, tengo 16 años y soy diabética tipo 1 desde que tengo 5 años. Después de superar el "duelo" que conlleva el diagnóstico de la diabetes; mi relación con ella comenzó a mejorar rápidamente. Los pilares del tratamiento de la diabetes son el ejercicio, la insulina y la alimentación. Siento éste último para mí el más complicado ya que es el que en ciertas situaciones nos "limita" como por ejemplo no poder comer la torta de nuestro propio cumpleaños. Por suerte estas situaciones ya no son así, ahora hay como cambiarlas. Antes no había tantos productos sin azúcar como los hay ahora y los tipos de insulina que yo usaba me restringían mucho en las comidas y sus horarios. Ahora hay diversidad de productos y más recetas de comidas sin azúcar, más otros tipos de insulinas que nos dan más libertad a la hora de comer. Eso, y la independencia que uno va adquiriendo con el tiempo con respecto a la diabetes fueron las cosas que mejoraron mi relación con ésta enfermedad, ya que tener más libertades nos mejora el ánimo a todos. Con el tiempo, además, fui tomándole cariño a esta condición ya que me enseñó a cuidarme, a tener responsabilidad sobre mi misma y me unió a un grupo de personas muy importantes con los que comparto (además de varias experiencias) ésta misma condición.

Iara Lorenzo
2014-05-21

Mi Testimonio | Bruno Carrattini

Mi nombre es Bruno, soy estudiante de Nutrición, tengo 26 años y hace 9 años que tengo diabetes tipo 1. Era un adolescente de diecisiete años finalizando los estudios secundarios hasta que un día comencé a tener los síntomas típicos de la enfermedad, comencé a tener muchas ganas de orinar, a despertarme de madrugada con una sensación de sequedad en mi boca y con muchísima sed, empecé a tener un apetito desmedido y a perder peso de manera involuntaria, hasta el punto de adelgazar diez kilos en dos meses. Fue entonces cuando mi hermana mayor mencionó la posibilidad de la diabetes, una enfermedad totalmente desconocida para mí. Al realizarme los análisis se constató mi debut en diabetes tipo 1 insulino dependiente y fue entonces donde comenzó en mi vida una reestructuración de hábitos de vida y alimentarios, así como el tratamiento con insulina. En principio me resultó muy difícil de aceptar la idea de tener que inyectarme insulina por el resto de mi vida, pero por suerte recibí un increíble apoyo familiar que me ayudo a superar ese duelo, sobre todo cuando comencé a observar el beneficio que le hacía a mi salud el tratamiento. Respecto a la alimentación, en realidad no vario mucho ya yo siempre practiqué deportes, desde antes del debut, por lo tanto siempre me alimenté bien.
En este tiempo que llevo de diabético, he tenido experiencias de todos los tipos relacionados a la enfermedad, algunas divertidas y otras preocupantes en ciertos momentos, pero por sobre todo he aprendido que el ser humano tiene una increíble habilidad de adaptación, y pienso que los todas las personas con diabetes, incluyéndome a mí, somos un ejemplo de eso. La diabetes me ha enseñado a valorar ciertos aspectos de la vida que anteriormente pasaban desapercibidos, y a demostrarme que a pesar de tener una enfermedad como esta, no es impedimento para cumplir con nuestros objetivos de vida.

Bruno Carrattini
2014-05-21

Tu Testimonio